domingo, enero 09, 2011

Cuando la felicidad reside en saltar en un sofá


Recuerdo cuando era feliz, mejor dicho....recuerdo ser feliz cuando todavía no sabía lo que significa la palabra "felicidad".
Creo que dejas de serlo en cuanto descubres que se puede definir ese estado.
Ahora miro a mis hijos, ellos son felices con cualquier detalle del día. Perseguirlos por el pasillo cuando van a hacer pis al wc.
Saltando en el sofá, aunque les riña por hacerlo.
Cogiendo un escalón y viendo como friego los platos o frio un huevo.
Haciendo reir a su hermana pequeña.
Ayudándome a limpiar los cristales.
Saben aprovechar cada minuto para encontrar la felicidad en cada acción, en cada palabra, en cada rincón. Son los seres mas inteligentes que conozco, todos los días consiguen que aprendas algo.
Y la mayoría de los días aprendo con ellos que reir te ayuda con todo, reir te hace sobrevivir a todo.

4 comentarios:

brenda dijo...

hoy tu me has sacado una sonrisa con tu post ¡¡

Anónimo dijo...

Te sigo hace tiempo desde CN, te admiro mucho!
Feliz 2011 hermosa, que sea un año inolvidable (de bueno)

Ángel dijo...

Se supone que como madres debemos educar, pero ellos terminan educandonos, enseñandonos que en las cosas mas pequeñas se encuentra la felicidad y no importa lo que atesoremos, si no los sentimientos que guardemos. Deseandote que siempre logres ver que eres feliz.

Miriam H. Bravo dijo...

Lo has clavaó ;)

Besotes,

Miriam